viernes, 23 de agosto de 2013

Será nuestra, para siempre (L

El día que te conocí creí que no tendría otro día tan feliz como ese, pero llegó el 28 de Julio del 2012 y me diste el regalo más grande que se le puede dar a una persona.. Una niña preciosa, Alexandra, por la cual daría mi vida y que la quiero más que a nadie en este mundo. 
Es cierto que la tuvimos sin querer, que somos jóvenes y que la vida no está para niños pero.. Ahora habiendo pasado por esta experiencia he de decir que no me arrepiento y que por muy difícil que nos sea el educarla, por muchas noches que pase en vela y por muchas veces que me agobie.. Estoy más feliz que nunca a tu lado y al lado de mi pequeña.
Gracias mi vida (L~

No hay comentarios:

Publicar un comentario